de Lenguas Bífidas y de los Basureros

Cuando alguien se empecina en un movimiento destructivo del liderazgo de una persona inicia una campaña de difamación propia del mundo político corrupto, parte con sutilezas tratando de alcanzar un cierto nivel de gracia en las víctimas de sus comentarios, intenta buscar un reconocimiento en el oyente de que sus palabras son la autoridad final en ciertas materias, que si oyemos sus advertencias nos salvaremos de alguna catástrofe social o espiritual y que siguiendo sus consejos hallaremos la paz social, entonces la “unidad” de su aparente caudillismo deberá ser defendida atacándo todo lo que se oponga a ella.

Ejemplo de lo anterior es lo que en la política fue desarrollado por la estructura gubernamental norteamericana para justificar la guerra en Irak, haciéndonos creer que el pueblo musulmán es quien fomenta el terrorismo que atenta contra la democracia y otros demases, pero nos hemos dado cuenta que no habln sino falacias encubiertas para seguir extendiendo, con el respaldo internacional, el imperialismo estadounidense basado en afanes principalmente económicos.

Cuando alguien murmura hay tres grupos de personas que salen perdiendo: El murmurador, el que se deleita en su murmuración oyendo, sea que este ultimo guarde lo dicho o se adhiera a la “campaña evangelística de las malas nuevas” del primero, y la víctima de su complot. El primero como lengua vípeda, el segundo como el basurero de cadáveres lenguísticos e ideológicos.

La murmración, como ya he señalado del DRAE, es hablar en perjuicio del ausente, ¿Y POR QUÉ SE MURMURA?

Hoy quiero empezar con lo más fácil y visible antes de analizar este mal desde la perspectiva eclesiástica y poder ir en contra de lo que corrompe la sociedad: La política, el arte de gobernar mancillado por la ambición, la envidia y las ansias de poder con motivaciones erradas.

Sí, al leer o ver los medios distinguimos con facilidad cómo Perico de los palotes dice que Mengano es un ladrón, o que Pepita de las Mercedes es una mentirosa por no cumplir con los proyectos de Estado de una repartición respectiva, nosotros, ya asqueados ni prendemos la televisión- ¡Que nueva noticia de corrupción veremos hoy!- Intentamos no compartir nuestras ideas políticas precisamente por la inevitable discusión que pudiera plantearse en un convite o almuerzo familiar, se supone que el manual de carreño sugiere no hablar de política en eventos sociales. En todo caso, es de reconocer el grado de inteligencia que los bandos poseen para lograr su anhelado premio, usando triquiñuelas históricas, discursivas y encontrones personales desarrollan un entramado juego de descalificaciones. ¿Que me interesa si Perico de los Palotes era comunista en el pasado? ¿Su pasado lo condena? ¿quien lo condena? ¿Un tiempo verbal o personajes que desean verlo derrotado y en la más extremista bancarrota moral y económica?

Se murmura porque tal individuo se equivocó con creer que 2 + 2 son 5, sin embargo su error fue tal que dejó sin gas a toda una región de Chile. Okey, se equivocó, y la consigna: hacer leña del árbol caído. Al final lo que motiva dicha inclinación es sacar a toda costa, y cueste lo que cueste a aquellos que entorpecen el ascenso al poder, algún puesto de trabajo, hacia algún lugar de influencia.

Componente de la energía que mueve el monstruo de la murmuración:

ENVIDIA:

“sentimiento experimentado por aquel que desea intensamente algo poseído por otro. La base de la envidia es el afán de poseer y no el deseo de privar de algo al otro, aunque si el objeto en cuestión es el único disponible la privación del otro es una consecuencia necesaria.”(Wikipedia)

Schopenhauer,filósofo aleman, dice al respecto “La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.

  • Junto con el odio, la envidia da inicio al engranaje fatídico de la murmuración, pues si no logra el envidioso murmurador matar a su víctima incitará a que otros lo hagan por él.

Harry Stack Sullivan definió la envidia como “un sentimiento de aguda incomodidad, determinada por el descubrimiento de que otro posee algo que nosotros creemos que deberíamos tener“. El discurso del envidioso es repetitivo, monocorde y compulsivo respecto de lo que envidia y de con quién compite. ( Recuerdo que en foro ekklesia viva leí a varios así refiriéndose a ciertos líderes religiosos, lo gracioso es como usan elementos de la política ponzoña para murmurar)

LA AMBICIÓN:

“La ambición suele llevar a las personas a ejecutar los menesteres más viles. Por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse.” (jonathan switf, escritor irlandes)

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua señala que es : “ el Deseo ardiente de conseguir poder, riquezas, dignidades o fama…”

Ambición con pretensión ( Derecho que alguien juzga tener sobre algo) serán el sustrato de la envidia, y todos juntos moverán a la serpiente por entre los árboles humanos cercanos, enterraran sus colmillos sobre alguno provocando el fenómeno más fantástico: hacer de la rama de un arbol otra serpiente o transformar el suelo del arbol en un basural, fétido y lleno del veneno que divide a los hombres y los lleva a su muerte. Políticos así hay muchos, unos con lengua vípeda y otros como basureros. Unos bajo el dominio de  la famosa e intrigante Jezabel y otros bajo el dominio del subestimado Acab, su consejero en común: la murmuración con publicidad gratuita.

serpiente3.jpg

Anuncios

5 Respuestas a “de Lenguas Bífidas y de los Basureros

  1. Pingback: Murmura de tu prójimo como murmuras de ti mismo… « CAMPAÑA CONTRA LA MURMURACIÓN

  2. Bípeda quiere decir que tienen dos pies.
    Quizás usted esté queriendo decir viperina o bífida, que son palabras que corresponden las lenguas que usted quiere describir y que se corresponden a la naturaleza de lengua del reptil de la foto. Bípeda no tiene nada que ver con lengua.

  3. Pingback: Murmura de tu prójimo, como murmuras de ti mismo… | Profetas Vivientes

  4. muy buena esta campaña, la apoyo al 100%. porque la murmuración daña; si alguien quiere de verdad corregir a su hermano lo llama, aparte, sino busque a dos o tres, sino llame a la iglesia y si no tenle como gentil. pero lo que no dice es: SI TU HERMANO NO TE HACE CASO ENTONCES DESTRUYELO CON LAS PALABRAS Y COMENTARIOS, ESO NO LO DICE LA BIBLIA. es mas dice: el amor cubre todas las faltas, el mismo SEÑOR DIJO:ANTES DE VER LAJA QUE TIENE TU HERMANO EN SU OJO,VE LA VIGA QUE ESTÁ EN EL TUYO. ÉL QUE NO AMA A SU HERMANO NO HA CONOCIDO A DIOS! COMO PUEDES DECIR AMO A DIOS PERO NO SOPORTO A MI HERMANO. TODOS COMETEMOS MUCHOS ERRORES DICE EL APOSTOL SANTIAGO, POR ESO HAGO UN LLLAMADO A LA CORDURA, A LA SINCERIDAD Y AL AMOR LOS UNOS POR LOS OTROS, AMOR SIN FINGIMIENTO NI ENGAÑO. AMEN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s