Apología y denuncia ¿Haciendo del hereje nuestro enemigo?

Cuando uno contiende o entra en un debate debe saber distinguir bien que es lo que se pretende atacar: ¿una herejía? ¿Un hereje?, si son las dos cosas ¿Es el hereje nuestro enemigo?

La apología no se basa en el debate sobre circunstancias personales, sino que en la argumentación y contraargumentación de ideas, se oponen corrientes de pensamiento, filosofías, etc. Generalmente en la política se da mucho esto, pero no falta aquel que debido a la carencia de argumentos suficientes para el debate entra en el juego vil de la descalificación. Entonces el debate sube de tono y se pierde el objetivo ¿ Cual es tu objetivo cuando debates o contiendes por la fe? ¿Has visto su fruto?

Sé que tienes claro lo que es la murmuración, entonces partamos separando los puntos de ataque, ya que algunos ven al hereje como enemigo de la fe y por tanto enemigo nuestro, mirémoslo como nos exhorta Jesús: amándoles y orando por ellos.
¿Cuando y cómo ataco la herejía? Suele ser el rol de los profetas, y ellos nunca lo hicieron si primero la Palabra de Dios se hizo carne en sus corazones, se vivificó de modo que la contienda espiritual y de su Fe en el Señor no se base en la sola confrontación de palabras, dimes y diretes, sino que además su Testimonio fuere el respaldo para marcar la diferencia y llevar al que se encuentra en el error al arrepentimiento.

Se ha demostrado, al menos sicológicamente (ref. Adicción a las Sectas de Pepe Rodriguez) que mientras más atacamos al sectario más se reafirma en sus convicciones y es mucho más difícil sacarlo del grupo. Piense por un momento en todas las sectas y falsas religiones ¿Por qué el cristianismo no ha logrado desplazarlas completamente?Entonces, si ya está todo dicho respecto a las sectas (por blogs, libros, foros, predicaciones, seminarios, etc) ¿porqué entonces parece infructuosa “nuestra manera” de contender por la fe?

Es que parece que se ha olvidado que la verdadera lucha “no es contra sangre y carne”

¿Necesitamos de tribunales eclesiásticos?

Ha estado proliferando la fatídica “doctrina” de juzgar a los demás como un deber del contendor de la fe. Claro es que existen referencias que no lo prohiben, pero que tampoco lo alientan como una práctica recurrente si no se ha considerado la vida propia como juzgable. El mismo Jesucristo, la Justicia de Dios, establece un precedente que muchos falaces han manipulado: “El que esté libre de pecado, sea el primero en condenar (lance la primera piedra)”.

No es raro encontrarnos con una maraña de información por medio de los blogs, y temerariamente han aparecido una cantidad de autores que amparados en su “derecho a la libre expresion” se dan el lujo de lanzar acusaciones, la gran mayoría fundadas en las chimuchinas foreras o simplemente en comentarios del nuevo “movimiento de los contra todo” (término acuñado por el Blog Es la hora de ser real para esa tendencia de oponerse a iglesias, pastores, estrategias, etc.). Algunos de esos comentarios obviamente rayan en el sarcasmo, juegan con la ironía, y desarrollan un interesante ejercicio de tensiones y distensiones, verdades y relativismos; a veces suelen aflorar las susceptibilidades, y las carencias de carácter, y no hace falta discurrir tan profundamente para comprender las truculentas motivaciones que mueven a algunos para manifestar su disidencia a ciertos hitos de la actualidad eclesial.

Los problemas que se están generando gracias al “sabio” proceder, además del excesivo ocio “pro-farándula”, son las impensadas consecuencias legales que podrían devenir tarde o temprano, gente con poco sentido común ha logrado obtener tal autoritas que se da el lujo de expresar (gracias al imperium de su “libertad de expresión”) graves acusaciones sobre el color de calcetines que usan cuando van al culto y que comen pan Koshen, a secas: ladrones, lujuriosos, adúlteros, estafadores, etc. Esta mal entendida “libertad de expresión cristiana ” no ha hecho sino crear un ejército de futuros imputados y eventualmente condenados como autores de delitos contra el honor y dignidad de las personas.

¿Podemos o no denunciar estos delitos y otros que suceden en el contexto eclesiástico en cortes civiles o penales? Si un hermano me injurió en el púlpito o en internet, o no quiere pagarme la deuda del préstamo ¿que debo hacer?

Seguir Leyendo

¿Qué Hacemos con la nueva Apologética?

Es la pregunta hecha por un lector, a continuación transcribo su duda mi respuesta, y una que otra acotación dada por otro lector:

  1. ¿Como contender por la fe con una apologética sana sin caer en la
    murmuración
    ? porque de cierto hay falsos maestros y falsos apostoles,
    no hablo de los verdaderos, no hablo de las practicas recientes de
    dimes y diretes entre blogs etc. sino de los que van contra las
    doctrinas fundamentales de Cristianismo bíblico.

    Esto lo digo como alguien que apoya la no murmuración.

    Saludos.

HOLA ARTUS

Uf, difícil pregunta me traes, espero que tu mismo me ayudes a responder.
Antes que nada creo necesario que quede claro determinar porqué contender por la fe y cuando.

¿Cuando y cómo ataco la herejía? Suele ser el rol de los
profetas, y ellos nunca lo hicieron si primero la Palabra de Dios se
hizo carne en sus corazones, se vivificó de modo que la contienda
espiritual y de su Fe en el Señor no se base en la sola confrontación
de palabras, dimes y diretes, sino que además su Testimonio fuere el
respaldo para marcar la diferencia y llevar al que se encuentra en el
error al arrepentimiento.

Ahora, cuando uno contiende o entra en un debate debe saber
distinguir bien que es lo que se pretende atacar: ¿una herejía? ¿Un
hereje?, si son las dos cosas ¿Es el hereje nuestro enemigo?

La apología no se basa en el debate sobre circunstancias
personales, sino que en la argumentación y contraargumentación de
ideas, se oponen corrientes de pensamiento, filosofías, etc.

Generalmente en la política se da mucho esto, pero no falta aquel que
debido a la carencia de argumentos suficientes para el debate entra en
el juego vil de la descalificación. Entonces el debate sube de tono y
se pierde el objetivo ¿ Cual es tu objetivo cuando debates o contiendes por la fe? ¿Has visto su fruto?

Sé que tienes claro lo que es la murmuración, entonces partamos
separando los puntos de ataque, ya que algunos ven al hereje como
enemigo de la fe y por tanto enemigo nuestro, mirémoslo como nos
exhorta Jesús: amándoles y orando por ellos.

Se ha demostrado, al menos sicológicamente (ref. Adicción a las Sectas de Pepe Rodriguez) que mientras más atacamos al sectario más se reafirma en sus convicciones y es mucho más difícil sacarlo del grupo.
(Piense por un momento en todas las sectas y falsas religiones ¿Por qué
el cristianismo no ha logrado desplazarlas completamente?
¿Como tratamos al sectario? Entonces, si
ya está todo dicho respecto a las sectas (por blogs, libros, foros,
predicaciones, seminarios, etc) ¿porqué entonces parece infructuosa
“nuestra manera” de contender por la fe?¿A caso ya es bastante la vergüenza que está trayendose frente a  la tremenda “nube de testigos” que nos observa como si fueramos integrantes de un “partido político de la fe”.?

La manera de contender por la fe evitando caer en la murmuración se

encierra en un pasaje poderoso del Apostol Pablo en 2 de Corintios 10: 3-6

Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

Extraje un parte de un tema de http://www.editoriallapaz.org que habla al respecto de esta forma de contender:
-La contienda sana en los campos de conflictos espirituales es buena y
necesaria. “Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis
ardientemente por la fe que ha sido dada una vez a los santos” (Judas
3). No solo contender sino hacerlo “ardientemente” , o sea, con gran
ánimo, calor y fervor, con empeño y tenacidad, sin tregua; no sin ganas
sino con deseo y celo. “Por la fe que ha sido dada una vez a los
santos” , y no por un evangelio, una doctrina o una iglesia cualquiera.
En este contexto, “la fe” es sinónimo de “la palabra de verdad, el
evangelio de nuestra salvación” ( Efesios 1:13 ), o “la ley de la fe” (
Romanos 3:27 ). Este evangelio fue dado “una vez a los santos” , en el
Siglo I, mediante la obra perfecta del Espíritu Santo, cumpliendo él
perfectamente su misión de revelar a los apóstoles “toda la verdad” (
Juan 16:13 ), sin dejar ninguna nueva verdad inspirada para el futuro
después de la muerte de los apóstoles. “Una vez” , y no muchas veces.
“Una vez” bastaba. ¿Por qué repetir una obra hecha perfectamente. Por
este evangelio revelado una sola vez, y confirmado por señales divinas
( Marcos 16:17-20 ), debemos contender “ardientemente” , y no por algún
diferente evangelio traído después de Siglo I.

La contienda sana por el evangelio no adulterado no cae en la categoría de “pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones” , etcétera, catalogados como “obras de la carne” ( Gálatas 4:19-21 ).Contender “ardientemente por la fe” no es una obra de la carne sino elsagrado deber de todo aquel que ama la verdad sobre todas las cosas ( 2Tesalonicenses 2:10-12 ).  “Contender sobre opiniones” ( Romanos 14:1 ), por personajes o nombres ( 1 Corintios 1:10-13 ), por “fábulas y genealogías
interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios”
( 1 Timoteo 1:4 ), “sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino
que es para perdición de los oyentes” o por “profanas y vanas
palabrerías” que conducen “más y más a la impiedad” (2 Timoteo 14-16),
este tipo de contienda pertenece, sí, definitivamente, a la categoría
de “obras de la carne” . Pero, no, recalcamos, el contender sanamente
por la fe verdadera. “Sanamente” , es decir, “con mansedumbre y
reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en
vosotros” (1 Pedro 3:15 ), sin personalismos denigrantes, insultos o lenguaje soez

  • No
    tenemos que confundir la murmuracion con denunciar la verdad, esos son
    los argumentos que usan las personas que regularmente hacer o dicen
    cosas que van en contra de la palabra de Dios,NO MORMURES, es algo que
    yo como cristiano estoy canzado de ver tanta basura dentro de las
    iglesias y no por el hacho de no burburar voy a quedarme cayado y dejar
    que sigan deborando a las ovejas de mi Senor Jesus, Pregunta: Por que
    Jesus arremetio contra aquellas personas que hacian negocios en el
    templo de su padre, sera que no los amaba o tubo celo por la casa de su
    padre, Hermanos no es que no amemos a las personas pero la iglesia esta
    por encima de aquellos que con sus garras despedasan a las podres
    avejitas (“OVEJITAS”)del rebano.

Hola Sergio:

Hey, si estamos de acuerdo con eso, pero te pregunto a ti si la “forma”
de como se denuncia
no está trayendo más vergüenza a la iglesia de
Cristo ¡cómo se rie el verdadero enemigo! (Es increíble que a veces nos traten de maquiavélicos en esta campaña cuando quien denuncia en la actualidad lo hace a costa de incluso hablar de la sexualidad, vida matrimonial, a cualquier precio, sin importar si aquel tiene hijos)

La murmuración es hablar en perjuicio del ausente, denunciar el
error no tiene nada que ver con eso
, pero piensa siempre antes de
hablar de alguien: “asi que todas las cosas que querais que los hombres
hagan con vosotros, así haced vosotros con ellos
” (Regla de Oro). El
amor al enemigo es muestra de nobleza, piedad y refleja el carácter de
Cristo, amamos la iglesia pues es por medio de ella que ÉL se da a
conocer para salvación, aborrecemos que la mancillen con divisiones y
contiendas, que fomenten la violencia fraternal y hagan de Filipenses
2: 3 una mera teoría.

No murmurar es no hablar mal de otros, es no difamarlos, algo muy
diferente es ocultar el error, lo cual sabemos que el Espíritu Santo no
lo dejará en la impunidad
, el problema, y lo repito una y otra vez es el “cómo” se presentan
argumentos contra determinadas enseñanzas y personas, pues lo unico que
ha logrado esta “violenta forma de exponer las verdades” es trayendo
más violencia. No pertenezco a ningúna corriente pacifista, pero es mi
deseo es reconciliar al mundo con Dios, así como se nos exhorta a
nosotros a reconociliarnos con Él (2 Cor. 5:20), por tanto,
reconciliarnos como cuerpo de Cristo es una prioridad y una
responsabilidad ministerial (2 Cor. 5:18).

La palabra murmuración tiene varias acepciones, pero nunca cambio su connotación idiomática, es explícita la Escritura al respecto. Ahora, claro los personajes biblico que aludes JAMÁS MURMURARON, ellos reprendieron y amonestaron directamente. Pablo lo hacia todo el tiempo pero precisamente porque él era Apóstol de las Iglesias que él constituyó, y cada vez que aludía a alguien era precisamente con ese fin. Tenia toda la autoridad pues eran sus discipulos. Jesucristo es Dios y conoce los corazones, él tiene TODA LA AUTORIDAD de usar la vara para la corrección.
Yo te pregunto ¿tus denuncias o confrontaciones son a tus
discipulos, hermanos de tu comunidad, tu los ordenaste pastores, les
enseñaste las Escrituras
? ¿No crees que sería más efectivo que encausaras tu deseo de corrección?
Si el problema no es que se nombren a personas, el problema es HABLAR MAL DE ELLAS, tienes todo el derecho dado por la autoridad de la Palabra para CONTENDER POR LA FE, pero el cuidado está en evitar tanta visceralidad y tratar a los demás con la descalificación propia de quien hace que el SOL SE PONGA SOBRE SU ENOJO, Airense, molestense todo lo que quieran si notan a alguien con herejías, denuncienlas, confróntelas, pero evite pecar por medio de la maldición, insultos, sacando en cara cuestiones personales, faltando contra el honor, denostando.
NO MURMURAR es respetar a los demás, es hacer a otros lo que no quieres
que te hagan a ti, es cerrar la boca antes de hablar con falta de
sabiduría, es amar a la iglesia, a tus amigos y a tus enemigos. No se
trata de callar ante las falsas enseñanzas o profecías, se trata de
mirar a aquello como personas que no saben lo que hacen.

Premios inesperados

No hay nada como vivir con paz interior, reirse de cosas sencillas, mirar al cielo sin pretender ver ovnis o estrellas fugaces y por supuesto recibir sorpresas luego de un arduo día de estudio o trabajo. Creo que muchos de nosotros no somos de esos “tontos graves” que hacen de un post el dilema del día, la discordia de la semana, la guerra del mes, al final, queridos lectores y participes de la esta campaña, tenemos el sentido “aparentemente” común que nos permite abrir los ojos y  ver con humor o gratitud las experiencias virtuales que nos hacen la estancia cibernética más “humana”.

Esta semana, nomurmurar.org ha recibido dos singulares reconocimientos, el primero con tono más bien sarcástico, y el segundo por su carácter ácido (más de algun dolor de estomago ha producido por ahí)

El primero de ellos fue el “Segundo Lugar al pior blogsillo”, aunque si hubiera sabido de este concurso hubiera esperado el primer lugar, otorgado por lanetadelcristianito , bueno, fuimos unos de los más “anormales” de todos, claro que el jurado tuvo un pequeño problema relacionado con la personificación y el concepto “Murmuración” . Entendemos que en ciertos casos, las ironías o sarcasmos pueden resultar sutilmente entretenidas, algo de humor amarillo puede ser hasta inteligente , pero si le falta coherencia puede peligrar hacia el ocio.

El segundo es quizás uno que no me esperaba,  PREMIO BLOG ÁCIDO, fue seleccionado junto a otros 7 blogs por Magda Mascioli (muchas gracias, aunque como tú no entiendo mucho esto de los reconocimiento de este tipo), autora de LIBERTAD, PRECIADO TESORO . El reconocimiento tiene un origen en el autor del blog DE LIBRE OPINION POLÍTICA, Manuel Arrías. CLaro que me sorprende, y no es que subestime el contenido de Campaña Contra la Murmuración, sencillamente aparecía cada cierto tiempo un sutil temor humano por el carácter opuesto de post de quienes lo visitan. Luego de leer los porqué no me queda más que darle los  agradecimientos a Magda por considerar Nomumurar.org como un blog ácido.

Para la validez de este reconocimiento, “el bloguero merecedor deberá escribir un post haciendo del conocimiento de sus lectores el haber recibido la notificación del premio; al mismo tiempo, otorgar el premio a otros blogueros con las mismas características asociadas al premio Blog Ácido (Criterio propio, asertividad, coherencia, fluidez, creatividad y acidez), así como publicar en dicho post un enlace del Blog que le está premiando y del blog creador del premio.” (Reglas dadas por Manuel Arrías)

Al fin se reivindica el “premio limón”, dándoles una gotitas de acidez a los que se llenan el vientre de la empalagosa murmuración.

Me resulta algo complicado elegir los blog que cumplen con los requisitos de Ácido,  hay muchos que dicen “cosas interesantes” , pero pudiendo ser coherentes o con criterio propio suelen usar el “copy paste” abusivamente, otros caen en un amarillismo innecesario; lo digo dentro del contexto donde se encuadra este blog, “la virtualidad cristiana”, sin embargo, de que hay blogs ácidos los hay, algunos con los que comparto su sabor y otros que me producen una respetuosa acidez:

Melvin Rivera . com

Profetas Vivientes

Otra espiritualidad

Despues del Domingo

Antes de decir algo, trate de no infringir la ley.

Ya es común ver en las noticias que tal actor o personaje de la farándula interpone una querella contra los responsables de un medio periodístico por el abuso a la libertad de presa: violaciones a la intimidad, publicaciones con información falsa, injurias, etc. Y en varios casos los tribunales han sentado ciertos precedentes sobre los límites de la libertad de expresión e información de los medios de comunicación, generalmente traducidos en pagos de indemnizaciones de perjuicios por daños morales y la oportunidad de que el honor y fama de esa persona sea reivindicado.

La mayoría de las legislaciones latinoamericanas consideran que ciertos atentados contra el honor y dignidad de las personas son penados por la ley, en una gran mayoría son considerados como delitos de carácter penal y, ciertas legislaciones modernas, como la de México, delitos de índole civil. Consideran que la injuria y calumnia son precisamente dos manifestaciones incorrectas y abusivas de la libertad de expresión e informar que no hacen sino denigrar el derecho de cada ciudadano a manifestar lo que piensa en desmedro de otra persona.

La Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre dispone en su artículo 5º el derecho a la protección a la honra, la reputación personal y la vida privada y familiar, señalando: “Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra los ataques abusivos a su honra y a recibir protección de ella”.

Por otro lado, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece de modo expreso el derecho a la honra en su artículo 17 Nº 1:  “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y reputación” y en su Nº 2, “Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra estas injerencias o esos ataques”

En Chile, dichos tratados y pactos, entre otros, se encuentran ratificados y por ende son considerados como leyes de la República, encuentran sus asidero constitucional en el Art. 19 Nº 4

Art. 19. La Constitución asegura a todas las personas:…. El respeto y protección a la vida privada y pública y a la honra de la persona y de su familia. La infracción de este precepto, cometida a través de un medio de comunicación social, y que consistiere en la imputación de un hecho o acto falso, o que cause injustificadamente daño o descrédito a una persona o a su familia, será constitutiva de delito y tendrá la sanción que determine la ley”.

El honor, considerado objetivamente se refiere a: reputación, fama o prestigio de una persona frente a los demás, o lo que se denomina también honra; en cambio, subjetivamente, se refiere a la estimación de sí mismo .

La responsabilidad del abuso o actividad delictual recae sobre los medios de comunicación social, con lo cual no necesariamente serán los periodistas quienes cometan la infracción, puede surgir de cualquiera que emplea dichos medios, incluyendo la internet, sea una autoridad o un civil cualquiera.

EL DELITO DE INJURIAS.

El Artículo 419 lo define como: ” toda expresión proferida o acción ejecutada en deshonra, descrédito o menosprecio de otra persona”. De acuerdo con ello se puede lesionar tanto el honor como la honra y llevarse a cabo por cualquier medio, que para efectos del Art. 2 de la Ley19733:”medios de comunicación social  son aquellos aptos para transmitir, divulgar, difundir o propagar, en forma estable y periódica, textos, sonidos o imágenes destinados al público, cualesquiera sea el soporte o instrumento utilizado”

Las Injurias pueden ser:

Injurias Graves: es decir, la imputación de determinados delitos no perseguidos de oficio por la autoridad (delito de amenazas, insultos, por ejemplo),  se encuentren penados o estén  prescritos, imputar a otro un vicio o falta de moralidad cuyas consecuencias pueden perjudicar la fama, el crédito o los intereses del agraviado o que segun la comunidad son gravosas.

Las injurias serán por escrito y con publicidad, cuando se propagan por medio de carteles o pasquines fijados en sitios públicos; por papeles impresos no sujetos a la ley de imprenta, litografías, grabados o manuscritos comunicados a más de cinco personas, o por alegorías o caricaturas, emblemas o alusiones reproducidos por medio de la litografía, el grabado, la fotografía u otro procedimiento . Recordar lo señalado para los medios de comunicación social.

Injurias leves, que son ofensas que no se puedan calificar como graves, cualquiera que sea su naturaleza, siempre que se hayan realizado por escrito y con publicidad, ya que si así no fuera serían  livianas, que se castigan como faltas.

Delito de Calumnia:

La calumnia es una clase especial de injuria. Se define en el Código Penal en el artículo 412 como “… la imputación de un delito determinado pero falso y que pueda actualmente perseguirse de oficio”.

Ejemplo: Decir que el pastor XXX es un ladron, que robo tal cantidad de dinero a determinada iglesia en tal fecha, lugar. Si solo decimos que el pastor XXX es un ladrón sería injuria. Esto dice relación con el tipo de pena que se impondrá, entre otras cosas.

El calumniador, para eximirse, deberá probar la veracidad mediantes pruebas el delito que ha imputado en otro.

PROTECCION ESPECIAL:

La ley protege el honor de algunas personas en particular en forma especial, no en razón del honor mismo, sino porque al atentar contra el honor personal de ellos se está atentando, además, contra otros bienes jurídicos, como la libertad religiosa, el orden público, etc.

La mayoría de estos casos pueden entrar en la denominación genérica de “desacato”, que es la falta del respeto que se debe a ciertas personas en razón de su jerarquía o función pública.

Entre estas situaciones podemos señalar:

El ultraje a un ministro de culto (artículo 139 Código Penal)

– La injuria al Presidente de la República, cuerpos colegisladores o a las comisiones de éstos o a los tribunales superiores de justicia (artículos 263 y 264 del Código Penal)

Antes de decir algo de alguien, primero haz una pausa, pues puedes estar apunto de cometer un delito, las penas inluyen desde reclusion de 61 días hasta 3 años, y multas que pueden ir desde 11(300.000 aprox) a 150 UTM (4 millones aprox.) En ciertos casos da derecho a pedir indemnizacion de perjuicios por daños morales.

Antes de hablar mal de un pastor o líder, haz una pausa.

Relacionado:

Calumnias e Injurias por Internet , http://www.delitosinformaticos.com

Articulos de la ANP (Asociación Nacional de Prensa Chile)

Los Delitos Contra el Honor , http://www.iabogado.com

Delitos contra el Honor, Perú