Antes de decir algo, trate de no infringir la ley.

Ya es común ver en las noticias que tal actor o personaje de la farándula interpone una querella contra los responsables de un medio periodístico por el abuso a la libertad de presa: violaciones a la intimidad, publicaciones con información falsa, injurias, etc. Y en varios casos los tribunales han sentado ciertos precedentes sobre los límites de la libertad de expresión e información de los medios de comunicación, generalmente traducidos en pagos de indemnizaciones de perjuicios por daños morales y la oportunidad de que el honor y fama de esa persona sea reivindicado.

La mayoría de las legislaciones latinoamericanas consideran que ciertos atentados contra el honor y dignidad de las personas son penados por la ley, en una gran mayoría son considerados como delitos de carácter penal y, ciertas legislaciones modernas, como la de México, delitos de índole civil. Consideran que la injuria y calumnia son precisamente dos manifestaciones incorrectas y abusivas de la libertad de expresión e informar que no hacen sino denigrar el derecho de cada ciudadano a manifestar lo que piensa en desmedro de otra persona.

La Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre dispone en su artículo 5º el derecho a la protección a la honra, la reputación personal y la vida privada y familiar, señalando: “Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra los ataques abusivos a su honra y a recibir protección de ella”.

Por otro lado, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece de modo expreso el derecho a la honra en su artículo 17 Nº 1:  “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y reputación” y en su Nº 2, “Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra estas injerencias o esos ataques”

En Chile, dichos tratados y pactos, entre otros, se encuentran ratificados y por ende son considerados como leyes de la República, encuentran sus asidero constitucional en el Art. 19 Nº 4

Art. 19. La Constitución asegura a todas las personas:…. El respeto y protección a la vida privada y pública y a la honra de la persona y de su familia. La infracción de este precepto, cometida a través de un medio de comunicación social, y que consistiere en la imputación de un hecho o acto falso, o que cause injustificadamente daño o descrédito a una persona o a su familia, será constitutiva de delito y tendrá la sanción que determine la ley”.

El honor, considerado objetivamente se refiere a: reputación, fama o prestigio de una persona frente a los demás, o lo que se denomina también honra; en cambio, subjetivamente, se refiere a la estimación de sí mismo .

La responsabilidad del abuso o actividad delictual recae sobre los medios de comunicación social, con lo cual no necesariamente serán los periodistas quienes cometan la infracción, puede surgir de cualquiera que emplea dichos medios, incluyendo la internet, sea una autoridad o un civil cualquiera.

EL DELITO DE INJURIAS.

El Artículo 419 lo define como: ” toda expresión proferida o acción ejecutada en deshonra, descrédito o menosprecio de otra persona”. De acuerdo con ello se puede lesionar tanto el honor como la honra y llevarse a cabo por cualquier medio, que para efectos del Art. 2 de la Ley19733:”medios de comunicación social  son aquellos aptos para transmitir, divulgar, difundir o propagar, en forma estable y periódica, textos, sonidos o imágenes destinados al público, cualesquiera sea el soporte o instrumento utilizado”

Las Injurias pueden ser:

Injurias Graves: es decir, la imputación de determinados delitos no perseguidos de oficio por la autoridad (delito de amenazas, insultos, por ejemplo),  se encuentren penados o estén  prescritos, imputar a otro un vicio o falta de moralidad cuyas consecuencias pueden perjudicar la fama, el crédito o los intereses del agraviado o que segun la comunidad son gravosas.

Las injurias serán por escrito y con publicidad, cuando se propagan por medio de carteles o pasquines fijados en sitios públicos; por papeles impresos no sujetos a la ley de imprenta, litografías, grabados o manuscritos comunicados a más de cinco personas, o por alegorías o caricaturas, emblemas o alusiones reproducidos por medio de la litografía, el grabado, la fotografía u otro procedimiento . Recordar lo señalado para los medios de comunicación social.

Injurias leves, que son ofensas que no se puedan calificar como graves, cualquiera que sea su naturaleza, siempre que se hayan realizado por escrito y con publicidad, ya que si así no fuera serían  livianas, que se castigan como faltas.

Delito de Calumnia:

La calumnia es una clase especial de injuria. Se define en el Código Penal en el artículo 412 como “… la imputación de un delito determinado pero falso y que pueda actualmente perseguirse de oficio”.

Ejemplo: Decir que el pastor XXX es un ladron, que robo tal cantidad de dinero a determinada iglesia en tal fecha, lugar. Si solo decimos que el pastor XXX es un ladrón sería injuria. Esto dice relación con el tipo de pena que se impondrá, entre otras cosas.

El calumniador, para eximirse, deberá probar la veracidad mediantes pruebas el delito que ha imputado en otro.

PROTECCION ESPECIAL:

La ley protege el honor de algunas personas en particular en forma especial, no en razón del honor mismo, sino porque al atentar contra el honor personal de ellos se está atentando, además, contra otros bienes jurídicos, como la libertad religiosa, el orden público, etc.

La mayoría de estos casos pueden entrar en la denominación genérica de “desacato”, que es la falta del respeto que se debe a ciertas personas en razón de su jerarquía o función pública.

Entre estas situaciones podemos señalar:

El ultraje a un ministro de culto (artículo 139 Código Penal)

– La injuria al Presidente de la República, cuerpos colegisladores o a las comisiones de éstos o a los tribunales superiores de justicia (artículos 263 y 264 del Código Penal)

Antes de decir algo de alguien, primero haz una pausa, pues puedes estar apunto de cometer un delito, las penas inluyen desde reclusion de 61 días hasta 3 años, y multas que pueden ir desde 11(300.000 aprox) a 150 UTM (4 millones aprox.) En ciertos casos da derecho a pedir indemnizacion de perjuicios por daños morales.

Antes de hablar mal de un pastor o líder, haz una pausa.

Relacionado:

Calumnias e Injurias por Internet , http://www.delitosinformaticos.com

Articulos de la ANP (Asociación Nacional de Prensa Chile)

Los Delitos Contra el Honor , http://www.iabogado.com

Delitos contra el Honor, Perú

Anuncios

4 Respuestas a “Antes de decir algo, trate de no infringir la ley.

  1. hola tengo un problema mi hija es menor de edad y esta resiviendo insultos y amenazas por medio de una pag de internet ya no sabemos q hacer para q pare esto le escriben cosas como q es una chica de la calle(prost……….a)y mil cosas mas a parte de insultar a mi hija me insultan a mi y toda mi familia q puedo hacer por favor respondanme.
    EXISTE ALGUNA LEY Q NOS PROTEJA ??? TENEMOS ESOS COMENTARIOS GUARDADOS PERO LOS EH BORRADO DE SU PAGINA ME SIRVEN DE PRUEBA??????SE QUIENES SON LOS PUEDO DENUNCIAR?????? ASI SEA Q LOS ALLAN PUESTO X INTERNET……..
    LES DOY LAS GRACIAS DE ANTEMANO
    SALUDOS………

  2. Saludos!
    Le conteste vía email a su inquietud.
    Este artículo ya señala las leyes que estarían protegiéndoles, tratados internacionales, Constitución y Código Penal.

  3. Pingback: ¿Necesitamos de Tribunales Eclesiásticos? « Profetas Vivientes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s