Hablando con uno mismo: “Hola, Yo ¿cómo estas?”

mafalda-pensando.jpg

El rey David en uno de sus salmos dice: “Bendice alma mía, al Señor” y ustedes conocen el resto. En la psicología lo que él hizo se denomina “dialogo interno”y es un termino muy potenciados por grupos que practican la meditación trascendental, en muchas peliculas de dibujos animados siempre aparece frente al cruce de decisiones un consejo “sabio” de algun “arbol ancestral” o una madre que le dice a su hija: “haz lo que te diga el corazón”.

La violencia que vemos hoy reflejada en los niños desde muy pequeños va precisamente denotando que este “hablar con uno” no se ha ido desarrollando, poco a poco se manifiestan los golpes, la agresión verbal, psicológica y propiamente física, al no tener este dialogo es que solemos reaccionar con ira, descontrol, no medimos nuestro hablar. En esta conversación con “uno” es donde procesamos todo lo que hacemos y cual sería opción a tomar frente a una disyuntiva o problema, es aquí donde podemos desde “culparnos” por haber hecho algo incorrecto o incompleto, o alabarnos por algún éxito, como es interno solo nuestro “yo” sabe lo que creemos y pensamos sobre las cosas, personas y circunstancias.

Cuando pensamos en eso de “hablar con uno mismo” creemos que inmeditamente son sintomas de esquizofrenia, pero sin extremarlo tanto, este ejercicio psico- espiritual es en gran medida el responsable de nuestras actitudes . David, estaba desanimado, no tenía mayores motivaciones o “inspiración” para adorar a Dios en medio de sus problemas, sin embargo reacciona, y reconoce que tiene que solucionar eso. El hijo pródigo hace lo mismo, en un dialogo interno toma la decisión de volver a su casa asumiendo cualquier consecuencia que conllevaba su regreso, elabora un sistema de palabras de modo de expresar bien sus ideas al Padre que con desesperación lo esperaba. El apostol Pedro, en su Primea carta Cap. 2:1-3, nos alienta a eliminar de nuestras conciencias todo aquello que contamina este “dialogo interno”

“Por tanto, desechando toda malicia y todo engaño, e hipocresías, envidias y toda difamación…” (V. Biblia de las Americas)

Malicia, engaño, hipocresía, envidias y difamación(calumnias, maledicencias,chismes) se generan en nuestro ser interior, en nuestro corazón, ahí dialogamos, y maquinamos las expresiones de cada una de estas cosas. La murmuración no parte de un simple comentario recibido por otros, surge en el corazón, de ahí que Jeremías dice: “engañoso es el corazón más que todas las cosa ¿quién lo conocerá? (Jeremías 17: 9). Entonces pensamos en el eslogan de los libros de autoayuda “haz lo que diga tu corazón” y nos damos cuenta a la luz de la Palabra que no es sino otra treta del diablo para corromper o distorcionar nuestras relaciones.

El mismo David dice respecto de su dialogo interno y su consecuencia (Sal 39:3-4):

“Se enardeció mi corazón dentro de mí;
En mi meditación se encendió fuego,
Y así proferí con mi lengua:Hazme saber, Jehová, mi fin,
Y cuánta sea la medida de mis días;
Sepa yo cuán frágil soy.”Por eso es de suma importancia llenar los depósitos de nuestra alma con sabiduría y conocimiento, con la Gracia de Dios y el Espíritu Santo, permitir que el dedo de Dios grabe sus palabras en nuestro corazón, de modo que cuando debamos entrar en la meditación previa a una toma de decisiones o antes de decir cualquier palabra sobre algo o alguien nuestro “dialogo interno” esté desbordado de bendición, compasión, sabiduría y dominio propio. No es en vano que memorizamos las Escrituras y las repetimos, no es en vano llenar nuestro entendimiento con pensamiento positivos basados en la Palabra, declarandolas por donde vayamos. Debemos recuperar la meditación, nuestros hechos, actitudes, proyectos etc. debe cotejarse a la luz de la Palabra, lo que haría Jesucristo en nuestro lugar. No dejemos que la voz de nuestra ” carne” se imponga a la voz de la Palabra. Eso hacía David y es lo que quiero hacer hoy:

“Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.” (Sal.103:2)

Anuncios

5 Respuestas a “Hablando con uno mismo: “Hola, Yo ¿cómo estas?”

  1. hola!!!
    me llamo david y llegue a tu blog…
    ahora tu blog lo tengo como uno de mis favoritos, pues lo he encontrado interesante y me gustaria que otros lo vieran de igual manera…
    yo tambien tengo un blog… http://juan-diecisiete.blogspot.com
    es un blog que da a conocer paginas con recursos para cristianos… espero que la visites.
    Bendiciones!!!

  2. Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y mas cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espìritu……y discierne los pensamientos y las intenciones del corazòn.
    Considero que tu estudio no se puede refutar, puesto que estas ceñido de una forma muy colosal e inteligente a la palabra de Nuestro Señor! Dios de bendiga!

  3. Hola! soy Yully…que edificante es este blog. Es de gran bendición, sabes que hace poco senti tristeza de meterme por casualidad en un foro cristiano y sali aturdida de allí, impresionada de tanta división. Soy nueva en el Cristianismo evangélico y te confieso me sentí dudosa. Pero me dije Jesucristo es el camino y la verdad y la vida. Dios levante a todo su pueblo y le libre de caer en tentación…
    y pués me bendijo entrando en este blog…
    ¡Que bello y bueno es el Señor Jesús!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s