FILIPENSES 2:12-18

“Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos,hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;

 

asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado. Y aunque sea derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe, me gozo y regocijo con todos vosotros. Y asimismo gozaos y regocijaos también vosotros conmigo.”

Hagamos que valga la pena el martirio de la iglesia perseguida, y no ensuciemos la siembra con la murmuración, hoy el evangelicalismo tradicional está cayendo en descrédito a pasos agigantados, una vez nos dijeron canutos, hoy ese apelativo es suave con lo que se dice del testimonio de muchos creyentes, el mundo se ríe en nuestra propia cara al ver como siguen las divisiones, como muchos imitan el sistema de la política corrupta de destruir a aquel que piensa distinto a uno, de ver como muchos se odian disfrazando la murmuración con la denuncia profética. No hay tiempo para seguir llenando foros con comentarios que hablen mal de otros, no hay tiempo para mirar lo que hacen otras iglesias para “evitar ser como ellas”, preocupémonos de hacer lo más importarte

Sabiendo que no perderemos la salvación, vivamos con en santidad y con integridad en nuestros labios, hablemos palabras que alienten, que construyan una sociedad impregnada con los altos principios de Dios, tratémonos con el afecto de Su Amor, así nuestro resplandor será infinito, verán a Jesucristo y habremos sido sabios ganando almas para Él.

Sigue resplandeciendo en medio de las tinieblas y no tapemos la luz con la mentira, calumnia y desamor. 

 

PD.:

es mucho más importante preocuparnos ahora por la salvación de este mundo que defender la “sana doctrina”, dejemos eso para los libros de teología y la educación eclesial, El Espíritu Santo nos ayudará a discernir el error, la verdad, a aquel que sigue a Cristo como también el que se opone a Él. La cosecha empezó y no hay tiempo para entresacar la cizaña de la mies, Dios hará ese trabajo por nosotros.

Anuncios

4 Respuestas a “FILIPENSES 2:12-18

  1. Ya escribi mi respuesta en dicho blog, es necesario ordenar las ideas, una cosa es juzgar otra es reprender, de eso hablan en dicho artículo, pero cosa muy distinto es conjugar esos verbos de modo que la murmuración se oculte entre ellos. Podemos juzgar las profecías, enseñanza y las obras, pero Dios es el que juzga al hombre y a la mujer que las realiza.

    • pues dios nos ama yo tengo pues como dos años lliendo a una iglesia cristiana y ai aprendo demasiadas cosas y dios nos ama el quiere que nosostros nos arrepientamos asi que tu tines que recibirlo en tu corazon aslo por tu biien en el cielo sertas feliz dios te ama nos bemos dios les bendiga ylos guarde

  2. el verdadero amor es el q sale del corazon, sin pedir recompenza, es entregarlo todo , la fe es el motor de la esperaza, es el deseo y las metas por alcanzar con la ayuda de DIOS y manteniendo la calma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s